Los desafíos de los fabricantes de paneles de revestimiento arquitectónico de metal

Los desafíos para los fabricantes de paneles de revestimiento arquitectónico de metal nunca han sido más evidentes.

Las variedades actuales de materiales han obligado a los fabricantes a agilizar sus procesos y, al mismo tiempo, garantizar su eficiencia, precisión y productividad en todos los aspectos del manejo de materiales.

Esa no es una tarea fácil, especialmente para las empresas pequeñas y medianas que han optado por utilizar métodos tradicionales como sierras de panel, punzones de torreta y taladros, todos los cuales requieren mucha mano de obra y requieren también mover material de una máquina a otra.

La continua dependencia de estas herramientas tiende a ralentizar el proceso y elevar el riesgo de daños materiales y desperdicio. Como resultado, los fabricantes experimentan un aumento en los costos para hacer negocios y una reducción en sus resultados.

Los fabricantes más grandes han reconocido e implementado durante mucho tiempo el uso de la fabricación automatizada de paneles, lo que ha acelerado la producción y reducido sus costos operacionales, en particular los relacionados con el manejo de materiales.

Ahora los fabricantes medianos y pequeños están haciendo lo mismo.

La tendencia tiene sentido ya que el continuar con el uso de los modos tradicionales los deja en desventaja competitiva.

Dado los diferentes tipos de paneles, junto con la necesidad de mejorar la eficiencia del proceso y reducir el desperdicio, los fabricantes están exigiendo maquinaria más sofisticada y el apoyo de las empresas que los proporcionan.

La razón obvia de la transición hacia la automatización por parte de grandes y pequeños fabricantes es la eficiencia del proceso en todos los aspectos: manejo de materiales, mano de obra, tiempos y costos.

Antes del inicio de la automatización, el diseño y la fabricación de paneles de revestimiento de metal requería mucho tiempo y mano de obra.

No es necesario ser un veterano en el ramo para recordar los días de cortar hojas en rectángulos o colocar paneles para el trabajo secundario asociado con un proyecto en particular.

En aquellos días, se requería dibujar manualmente en AutoCAD, convertirlo a un archivo de control numérico y cortar a mano los paneles, esto definitivamente era tedioso y laborioso sin mencionar las horas/hombre dedicadas.

Esto ha cambiado sustancialmente al existir un avance en el desarrollo de sistemas de diseño y programación dedicados junto con los nuevos Routers CNC automatizados rentables diseñados para procesar grandes hojas de material de forma rápida y eficiente.

Como resultado, las empresas, incluidas las más pequeñas, optan por más maquinaria, con herramientas sofisticadas para manejar de forma fácil y precisa prácticamente cada trabajo de revestimiento, en donde dicho sea de paso… nada que ver el cortar a mano que con un plotter de corte.

La clave es la optimización y el tiempo de proceso, lo que para muchos ha significado el reducir los tiempos de trabajo sustancialmente.

Además de que, gracias a la maquinaria es posible variar las configuraciones, detener, iniciar y eliminar lo que no vaya quedando al gusto y todo de forma automática.

El software y las máquinas siguen demostrando innovaciones para el producto y el proceso. Sobre este punto, no son los únicos cambios importantes que afectan a la fabricación de revestimientos de paneles, los paneles mismos han cambiado radicalmente del compuesto de aluminio tradicional.

Además de las producidas por las principales corporaciones, incluidos los compuestos de acero inoxidable, titanio y cobre, la industria ha producido otros paneles de revestimiento sólido con marcas como Trespa, Silbonit y Fundermax.

Y de seguir así la evolución del mismo material, será también la evolución de las máquinas y el software que las acompaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *