El Gran Día Nacional

El día de hoy fui a comprar una revista que compro todas las semanas vendida en una librería especial cerca de un centro medico de mastografía. Esta librería es una dedicada exclusivamente a revistas y libros en ingles  donde siempre hay buen material tanto de libros como de revistas. Esta revista básicamente trata de asuntos políticos y militares importantes en el mundo de hoy en día combinado también con temas históricos de la misma naturaleza  correspondientes al día de la publicación : este día fue el 5 de mayo ergo hubo una muy buena referencia para ese episodio de la historia mexicana.

El cinco de mayo es una fecha celebre en la historia de México, puesto que fue la primera vez que las fuerzas mexicanas tuvieron una victoria militar en contra de un ejército extranjero, algo que hasta nuestros días, no ha sucedido con mucha frecuencia desde esa guerra, una guerra que extrañamente se perdió un año después de la batalla de Puebla y que se volvería a ganar con apoyo fuerte norteamericano  unos años después. Sin embargo, ese día fue uno glorioso para la historia mexicana, un día que para mi gusto es el más importante de todos.

Sin embargo, aunque grandioso y digno de toda gloria aquel día, también debemos de entender muchos factores internos y externos que ayudaron mucho a que esta victoria fuera posible inclusive más externos que internos, combinado con la habilidad del general Ignacio Zaragoza quien supo emplear sus considerables recursos de manera apropiada para derrotar en aquel día a un ejercito mejor en cualidad aunque no en cantidad como se cree ya que a muchos libros, sobretodo de educación pública, les gusta manipular las cifras para hacer parecer que el ejercito mexicano era menor en numero: esto no es cierto.

En realidad, el día de la batalla, ambos ejércitos contaban con la misma cantidad de 5 mil soldados cada uno. El asunto es que debido a que nos referimos al ejercito francés de ese día como a todo el cuerpo expedicionario en México : esto es cierto.  La verdad de las cosas es que el ejército francés en México era uno bastante limitado en número contando con tan solo 5 mil efectivos,  mientras que los mexicanos contaban con el mismo número tan solo en ese punto y tan solo con el llamado Ejército de Oriente  bajo el general Zaragoza.

El ejercito de oriente estaba compuesto de elementos de Toluca  y Morelia por un lado y por elementos de Oaxaca y Guerrero por el otro, muchos de estos elementos contando con tan solo armas blancas como machetes, hachas y cuchillos que eventualmente fueron de suma importancia al enfrentar a los Zuavos franceses y a la Legión Extranjera conformada con soldados extraordinarios de Argelia y el norte de África.

La batalla de Puebla del 5 de Mayo es un gran ejemplo de cómo hacer frente a un enemigo superior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *