La herencia, la dieta y el estrés… causas ocultas de la pérdida de cabello

Una de las cosas más desafiantes sobre la pérdida de cabello es descubrir por qué está sucediendo.

La lista de causas varía desde el estilo de vida, la genética hasta la medicación.

Si bien puede ser difícil determinar la causa de forma inmediata, conocer las posibilidades puede ayudar a resolverlo y ya con esta base buscar el mejor tratamiento para la calvicie.

En esta ocasión tocaremos una causa que pudiera ser muy evidente para algunos casos, esta es la herencia.

  1. a) Herencia

La mayoría de nosotros puede culpar a mamá y papá por esas entradas en la cabeza o por tener un cabello que se va adelgazando.

De hecho podemos decir que la herencia es la causa más común de pérdida de cabello.

El gen puede heredarse del lado de la madre o el padre de familia, aunque es más probable que se vea afectado si ambos padres tuvieran pérdida de cabello.

Y este no es un tema exclusivo de los hombres, las mujeres con este rasgo tienden a desarrollar adelgazamiento en la línea del cabello, detrás del flequillo o pueden notar más cuero cabelludo o una parte ensanchada.

La condición se desarrolla lentamente y puede comenzar tan temprano como a los 20 años.

¿Cómo estar seguro de que efectivamente tengo un problema de pérdida de cabello?

Lo mejor será practicarse una biopsia del cuero cabelludo. En este procedimiento se muestra si los folículos capilares han sido reemplazados por folículos más pequeños.

Esa es una señal infalible de pérdida de cabello hereditaria.

  1. b) Derramamiento excesivo

Si bien es normal arrojar entre 50 y 100 pelos por día, no lo es más allá de esto. En este sentido el efluvio telógeno es la forma más común de pérdida de cabello y lo vemos precisamente en el desprendimiento excesivo de cabello.

Este tipo de pérdida de cabello puede ocurrir después de que el cuerpo pasa por el estrés. Las causas posibles incluyen: la anestesia general, un cambio en la medicación, una cirugía, el parto, una fiebre alta, anemia severa, estrés psicológico extremo y hasta una gripe.

Por ejemplo, las mujeres con efluvio telógeno suelen notar pérdida de cabello entre 6 semanas y 3 meses después del evento estresante. En el peor de los casos, pueden salir puñados de pelo.

  1. c) La dieta

La dieta también puede jugar un papel crítico en la pérdida de cabello.

Los déficits en proteínas y hierro pueden provocar efluvio telógeno. También llega a serlo la pérdida extrema de peso.

No hay pruebas para el efluvio telógeno, pero el dermatólogo puede averiguar sobre los eventos de la vida reciente y observar la raíz de los pelos que e han perdido.

Las bombillas con forma de club son un signo revelador. Los bulbos significan que el cabello ha pasado por un ciclo de crecimiento completo y que puede haberse acelerado debido al estrés.

¿Qué puedes hacer?

En algunos casos, como el embarazo o una cirugía mayor, la tranquilidad y el tiempo son el mejor remedio.

Si el medicamento es el culpable, hablar con el médico sobre la reducción de la dosis o el cambio de medicamentos sería el camino. Si está relacionado con el estrés, entonces será el reducir la ansiedad.

Y si su dieta no es buena, tome medidas para mejorarla.

El cabello puede volver a crecer en aproximadamente 6 meses, si se resuelve la causa del efluvio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *